Homenaje a las olvidadas.

Memoria viva para las más olvidadas

(Diario de Noticias de Navarra (Domingo, 8 de Mayo de 2016)

Una escultura recuerda desde ayer en Sartaguda a las mujeres que sufrieron años de humillación y de represión

Cientos de personas participaron ayer en los actos en el Parque de la Memoria de Sartaguda.
Cientos de personas participaron ayer en los actos en el Parque de la Memoria de Sartaguda.

El Parque de la Memoria de Sartaguda está más completo desde ayer con la inclusión de una escultura que recuerda a las mujeres que, aunque no fueron asesinadas, sufrieron la represión y la humillación desatada tras el golpe militar de 1936. El parque fue escenario de un emotivo acto en el que participaron cerca de un millar de personas. En la mente y el recuerdo de todos, aquellas mujeres que, además del asesinato de sus compañeros, maridos, hijos, padres o hermanos, padecieron vidas de sufrimiento.

Hijos e hijas y familiares de aquellas mujeres y de los asesinados subieron al estrado para dedicarles unas emocionantes palabras. En representación de todos ellos, Julio Sesma Martínez, de 80 años, de la Asociación Pueblo de las Viudas de Sartaguda y que tenía apenas cuatro meses cuando asesinaron a su padre. Junto a él, Olimpia Plaza, hija del alcalde socialista de Castejón asesinado, Valentín Plaza. Ambos calificaron la jornada de “feliz y a la vez difícil. Feliz porque con esta escultura por fin nuestras madres van a tener un homenaje y difícil porque no es sencillo explicar nuestros sentimientos hacia ellas”.

Los hijos e hijas destacaron que “las dejaron solas, con los niños entre sus faldas, sin medios, sin sustento, acusadas, discriminadas, humilladas y en muchas ocasiones rapadas y paseadas”. Sus descendientes las recordaron “siempre de negro, con el cesto en la cabeza y la azada en el hombro, yendo a trabajar al campo o limpiando casas, cuando les dejaban, caminando de un pueblo a otro buscando trabajo, entre el barro o entre la nieve, con alpargatas o sin ellas, para buscar nuestro sustento”.

IMG_0425
Olimpia Plaza

Las familias mostraron el sufrimiento de tantas mujeres. “Hoy nos imaginamos qué tuvieron que pasar, qué tuvieron que sufrir, qué no tuvieron que aguantar y qué tuvieron que callar y no nos quisieron contar”, relataron, y añadieron que “pasaron días, meses y años solas, y a pesar de eso se dedicaron a inculcarnos que con odio y venganza no se debe vivir”. Asimismo, señalaron, “tuvieron que explicarnos quiénes eran nuestros padres, que eran hombres trabajadores, buenos y justos y que no los habían matado por robar ni por matar. Eso lo hicieron otros”.

Los hijos e hijas recordaron la dignidad de aquellas mujeres. “Eran pobres de dinero, pero ricas de valor, tenían hambre y sed y sin embargo tuvieron coraje y dignidad. Esas fueron nuestras madres, aquellas que se cruzaron toda la vida con los asesinos y miraron hacia adelante con orgullo, sin agachar la cabeza”.

Por su parte, desde la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra, AFFNA, Olga Álcega recordó que se ha tratado de completar el parque con un gesto en honor de las víctimas más silenciosas. “Este parque ya tiene el muro de los nombres, pero hay otras víctimas que no están ahí, que aunque no fueron asesinadas tuvieron que salir adelante en unas circunstancias muy duras”, explicó.

El homenaje contó con varias intervenciones musicales que arrancaron los aplausos y la emoción del público. Así, actuaron Bide Ertzean, Gorka Armendáriz, del grupo Lehiotikan, la cantautora de León Isamil9, la de Sartaguda Ana Ortega, así como los joteros de Sartaguda y los txistularis Mugarik Gabe Ttuntuneroak de Olite. Además, durante el acto una trompetista interpretó el Himno de Riego y una dantzari dedicó un aurresku ante la escultura de homenaje a las mujeres.

El acto contó con una amplia representación institucional, con la presencia de un destacable número de alcaldes, parlamentarios y representantes del Gobierno de Navarra.

DETALLES

La escultura. La obra del artista madrileño Rodrigo Romero Pérez representa a una mujer en primer término, a la que sigue una niña y, tras ellas, la silueta de un hombre que representa la ausencia y al mismo tiempo la presencia constante de los asesinados en la memoria de sus familias. El autor se mostró contento por haber podido aportar su trabajo al parque. “Vi que había mucha gente detrás y que era un proyecto muy bonito, que había que hacer visibles cosas que han estado muy ocultas”, explicó Rodrigo Romero.

Reflejadas. Muchos de los asistentes al acto de ayer besaron y se abrazaron a las figuras de la escultura, en las que vieron reflejadas a sus madres, abuelas o hermanas víctimas de la represión y la humillación. Además, se depositaron flores a sus pies.

Luchadoras. Durante el homenaje se recordó que las mujeres “se echaron todo a la espalda, el trabajo, la humillación, la casa, la desesperación, los hijos e hijas, el llanto reprimido y la sin razón de algunos de sus vecinos”.

Gracias. Las familias de las mujeres que padecieron la represión les mostraron su agradecimiento. “Gracias a vosotras, nuestras madres, por esa mirada al frente y esa lucha silenciosa. Gracias para siempre”, indicaron.

RECUERDO

Julio Sesma, de la Asociación Pueblo de las Viudas de Sartaguda y Olimpia Plaza, de Castejón, se encargaron de leer el discurso homenaje a todas las mujeres que fueron represaliadas.

Vídeo eitb

http://www.eitb.eus/es/noticias/politica/videos/detalle/4049612/video-homenaje-mujeres-parque-memoria-sartaguda/

Álbum de fotografías:

Mujeres en la memoria.Sartaguda. Autora: Hedy Herrero

 

 

Adoquines en el camino de la Memoria.

Josefina, una niña de siete años dormía en su casica de Larraga cuando de repente aporrearon la puerta en mitad de la noche. Un puñao de guardias civiles, falangistas y requetés, venían a buscar a su padre Vicente Lamberto por pertenecer a la UGT. Maravillas, su hermana de 14 años, quiso acompañar a su padre. Por esa puerta salieron vivos y ya nunca regresaron. 80 años después, un grupo de amigos y socios de AFFNA-36 hemos acompañado a Josefina y colocado dos adoquines tropezones en la acera, junto a la puerta del hogar de una familia a la que rompieron para siempre… Madre y dos hijas marcadas, señaladas, indefensas… más miedo que sangre en las venas… y hasta hoy, dignidad y coraje. Y tras estos momentos de emociones y homenaje, nos hemos ido a Sartaguda con Josefina. Con ellas, por ellas.
IMG_0089 IMG_0065

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies